Albisteak

 

La Policía Local de Sestao ha puesto en marcha, con motivo de las fiestas navideñas, una campaña informativa sobre la venta ilegal de material pirotécnico dirigida a todos aquellos comercios que en estas fechas son susceptibles de comercializar este tipo de artículos.

Así, desde ayer miércoles 16 de diciembre, los 12 vigilantes que ha contratado el Ayuntamiento a través de un plan de empleo están haciendo entrega de una nota informativa en estos negocios comunicando a los comerciantes los puntos más importantes de la legislación vigente y las sanciones a las que se enfrentan en caso de incumplimiento.

En este sentido, la Policía Local recuerda a los comerciantes que para proceder a la venta de material pirotécnico deben contar con autorización de la Subdelegación del Gobierno, previo informe del Área Funcional de Industria y Energía y de la Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil de la Comandancia que corresponda. Asimismo, se recuerda que la unidad mínima de venta o comercialización al público no experto será el envase, prohibiéndose la venta de unidades sueltas fuera del mismo.

En cuanto a las edades para la comercialización de los artículos pirotécnicos, está prohibida la venta de materiales de la categoría F1 (artificios pirotécnicos que presentan un riesgo muy reducido y que están pensados para ser utilizados en áreas confinadas incluyendo el interior de edificios de viviendas) a los menores de 12 años, categoría F2 (artificios pirotécnicos que presentan un riesgo muy reducido y que están pensados para ser utilizados al aire libre en áreas confinadas) a menores de 16 años y categoría F3 (artificios pirotécnicos que presentan un riesgo medio y que están pensados para ser utilizados al aire libre, en áreas amplias y abiertas) a menores de 18 años. El resto de categorías no está permitida la venta al público general, y es exclusivo para profesionales.

Para finalizar, se advierte a los comerciantes que la legislación vigente puede acarrear el decomiso del material pirotécnico y además sanciones que oscilan entre los 300 y 90.000 euros en función de la gravedad.

La Policía Local incrementará la vigilancia durante las próximas semanas en las inmediaciones de los establecimientos que son susceptibles de vender estos artículos para comprobar que están cumpliendo la normativa. En los últimos años, los agentes han decomisado materiales en algunos puntos tras detectar irregularidades en la venta del material pirotécnico.