Albisteak

 

El Pleno del Ayuntamiento de Sestao ha aprobado esta mañana el presupuesto para el año 2015, que asciende a 33.791.061 euros. Las cuentas han salido adelante con un amplio respaldo gracias a las negociaciones realizadas por el equipo de gobierno en las últimas semanas. En este sentido, a pesar de que el PNV gobierna con mayoría absoluta, los nacionalistas han estado abiertos a escuchar las propuestas planteadas por el resto de grupos para darles cabida en su borrador. Fruto de este diálogo se han aceptado todas las enmiendas del PSE-EE (10 en total) valoradas en 176.737 euros y 7 enmiendas del PP por valor de 116.000 euros. En consecuencia, los socialistas han apoyado el presupuesto con un voto favorable mientras que los populares se han abstenido. Por el contrario, EH Bildu y Bai Ahal Da-Sí Se Puede, los dos únicos partidos que no han presentado enmiendas, han optado por votar en contra.

La aprobación del presupuesto es una de las prioridades que el equipo de gobierno se había comprometido a llevar a cabo en los 100 primeros días de legislatura con el objetivo de que el Consistorio sestaoarra tenga las cuentas en vigor. A este respecto, cabe recordar que el PNV trató de aprobar el presupuesto a finales de 2014 pero la falta de interés del resto de fuerzas políticas por sentarse a negociar obligó a prorrogar las cuentas. Sin embargo, el nueve escenario político que se ha abierto en el Ayuntamiento tras las elecciones municipales del 24 de mayo, con una mayoría absoluta del equipo de gobierno, invitaba a retomar este punto para darle un nuevo impulso.

El presupuesto que se ha aprobado esta mañana entrará en vigor el día 1 de septiembre y servirá como herramienta de trabajo hasta el 31 de diciembre. Según ha explicado el alcalde de Sestao, Josu Bergara, el nuevo proyecto “es un presupuesto de tránsito para cubrir las necesidades del Ayuntamiento hasta la finalización del presente ejercicio 2015 y realizar los proyectos de inversiones que razonablemente se puedan ejecutar en cuatro meses”. El presupuesto “vuelve a tener a las personas como eje principal porque otorga una gran importancia a las partidas sociales y a los programas de empleo y reactivación económica, sin descuidar otros aspectos que para nosotros también son importantes como la renovación urbana”, ha añadido el primer edil.

Los departamentos de Acción Social, Personas Mayores e Igualdad contarán con un presupuesto de 5,5 millones de euros, es decir el 16,2% de los recursos. Como viene siendo habitual en los últimos años, una de las prioridades en este campo será atender todas las solicitudes de ayuda de emergencia social que cumplen los requisitos, para lo cual el equipo de gobierno ha destinado una partida de 520.000 euros. Para garantizar el servicio de ayuda a domicilio habrá 1.287.000 euros, 27.000 euros para otras ayudas a familias necesitadas y 7.000 euros para mantener el convenio de colaboración con el Colegio de Abogados de Bizkaia que presta ayuda a las familias afectadas por desahucios.

Las partidas vinculadas a la seguridad ciudadana ascienden a 4,1 millones de euros, un 12,1% del presupuesto. Dentro de este epígrafe se recogen iniciativas como la instalación de cámaras de videovigilancia en el aparcamiento de Las Canteras. El área de Deportes, por su parte, contará con recursos por valor de 3 millones de euros, un 9,1% del presupuesto, que se destinan al mantenimiento de las instalaciones y de la oferta deportiva, a la realización de inversiones en los recintos y al pago de los diferentes servicios que tiene contratados.

El área de Promoción Económica dispondrá de 1,1 millones de euros a su disposición –el 3,2%-, dinero que se está invirtiendo en programas de empleo y formación, gestión del Behargintza y apoyo al comercio local.

El capítulo de inversiones para la mejora de la trama urbana asciende a 1,7 millones de euros. Así, entre las actuaciones que se llevarán a cabo en el tramo final del año destaca la reforma de las escaleras que comunican las calles Autonomía y Los Baños a través del parque de Amador Palma. Estas escaleras unen dos zonas que han sido reurbanizadas en los últimos años, por lo que se van a reformar para rematar la renovación de su entorno.

La mejora del alumbrado en el Txakurgune que se encuentra situado entre el instituto Angela Figuera y Las Canteras será otra de las inversiones que se van a llevar a cabo, para ello se instalarán farolas en la parte final del parque para paliar la carencia de alumbrado que existe en la actualidad. Otro proyecto importante que se impulsará con este presupuesto será la renovación de los alcorques de los árboles que se encuentran en peor estado con el objetivo de acondicionarlos y evitar así problemas como caídas. Por último, se instalará un baño público autolimpiable y accesible en la plaza del Kasko para atender las necesidades fisiológicas de las personas que hacen uso de esta zona de estancia. A estas actuaciones habría que añadir la construcción de los ascensores del Grupo La Paz, proyecto que no figura en el presupuesto, y que suma otro 1,2 millones de euros de inversión.

Otras partidas económicas que resultarán de interés hasta final de año son los 115.000 euros que se han puesto para becas escolares y los 284.000 euros que figuran como entrega a Sestao Berri como segundo pago por la rehabilitación de los números 25, 27, 29 y 31 de la calle Txabarri. También hay 62.900 euros para acometer la redacción del proyecto de rehabilitación de las fachadas de los edificios de la manzana del antiguo Patronato o la partida necesaria para repetir el bono comercio de otoño.