Historia de Sestao

No es una tarea fácil definir cómo o cuándo se inició el poblamiento y origen del pueblo de Sestao como tal, pero al igual que otros lugares de la Región, se puede afirmar que sus primeros habitantes formaron parte de aquel pueblo vasco que los romanos denominaron autrigones y que a partir de esa época su evolución se puede considerar la misma que nos cuenta la Historia al referirse a Euskal Herria.

Basándonos en estas historias antiguas, tomadas de libros de la época, cuentan que hacia el año 880 desembarcaron en el norte de España varias tribus de godos que se extendieron por las costas de Bizkaia y Santander, enfrentándose en diversas ocasiones con los habitantes del entorno, que defendían con verdadera fiereza lo que consideraban su patrimonio. Uno de esos múltiples encuentros bélicos tuvo lugar en un pequeño altozano llamado Sesto, "cabo Portugalete", muriendo en la gran batalla que se libró, el jefe de los atacantes godos llamado Conde Falcón, siendo enterrado en el lugar señero en el que se realizó la lucha. Su esposa, para perpetuar su memoria y el lugar, para ella del nefasto suceso, mandó edificar en aquel sitio una pequeña iglesia bajo la advocación de Santa María de la Anunciación.

Más información