Noticias

 

La Policía Municipal iniciará el lunes 22 de febrero una campaña de vigilancia y control para prevenir atropellos en el casco urbano que se prolongará durante toda la semana. Así, tanto en los turnos de mañana como de tarde, los agentes realizarán controles en los pasos de peatones que, por su diseño o ubicación, resulten más peligrosos desde el punto de vista de la seguridad vial.

El objetivo de esta campaña, que se enmarca en el Plan Estratégico de Seguridad Vial y Movilidad segura y sostenible del País Vasco, consiste en informar a las personas afectadas, conductores y peatones, de los riesgos de accidentes por atropellos, así como recordar las normas de tráfico que se deben respetar para no sufrir percances.

La Policía denunciará a los conductores que incumplan el Reglamento General de Circulación por no respetar la prioridad de los peatones en los pasos de cebra, pero también sancionará a los peatones que crucen la calle fuera de las zonas acondicionadas para ello.