Noticias

El consumo de alcohol suele comenzar durante la adolescencia. Y las vacaciones de verano son una época habitual para ello. Chicas y chicos reciben tantos estímulos a favor del consumo de bebidas alcohólicas que acaban considerando como algo casi obligatorio experimentar con ellas. No siempre disponen de la información adecuada cuando realizan estos primeros consumos. De hecho, es probable que se dejen llevar por la publicidad, la influencia del grupo, el qué dirán, etc. No es fácil tomar decisiones personales cuando se reciben tantas influencias.

Hemos banalizado tanto esta sustancia que apenas existen reservas hacia su consumo. Y luego no siempre resulta fácil poner límites. Y menos aún en esta edad.

La animación que presentamos, «Amores ebrios», es una historia breve, de menos de 3 minutos, en la que se visualiza una experiencia relacionada con el alcohol que no salió como se esperaba.

Compartiendo esta animación pretendemos fomentar una reflexión social sobre el consumo de alcohol durante la adolescencia, una etapa evolutiva tan delicada por tantos motivos.

Confiamos en que guste e interese.

Acceso a la animación: https://bit.ly/38iRXau

Una iniciativa del Programa Municipal de Prevención de Adicciones