Noticias

 

El pleno ordinario del mes de marzo, que debería celebrarse el martes día 31, ha quedado suspendido mediante un decreto de alcaldía debido a las consecuencias de la pandemia derivada del coronavirus y el estado de alarma que ha decretado el Gobierno de España.

El alcalde Josu Bergara, de común acuerdo con las y los portavoces de los grupos municipales, ha entendido que no se dan las circunstancias para la celebración de dicho pleno, así como tampoco de las juntas de gobierno, de forma que se posponen dichas celebraciones a unas fechas en las que puedan desarrollarse en unas condiciones razonables.