Noticias

 

El Ayuntamiento de Sestao ha aprobado el presupuesto para el año 2017, que asciende a 33,1 millones de euros. Esta cantidad supone una reducción de los ingresos del 7% respecto al presente ejercicio.

La disminución del presupuesto del próximo año se debe a varias razones. En primer lugar, el fondo Udalkutxa de la Diputación Foral de Bizkaia aportará 673.000 euros menos de ingresos en las arcas municipales. A este factor, se suma el hecho de que ArcelorMittal, la principal empresa de Sestao, está trabajando con un nivel de actividad bajo y los ingresos que debería recibir el Ayuntamiento por la tasa de los grandes consumidores de energía se reducirá en 300.000 euros. Las cuentas del próximo ejercicio tampoco contarán con los ingresos extraordinarios de naturaleza urbanística que la implantación de nuevas empresas como Bricomart e ITP-Precicast han generado este año.

Así pues, con 2,5 millones de euros menos para gastar, los ejes principales del presupuesto serán dos: garantizar la prestación de todos los servicios y mejorar el bienestar y la calidad de vida de la ciudadanía. Así, a pesar de que 2017 parece que será un año complicado, el Ayuntamiento ha fijado como prioridad el empleo, las políticas sociales, la seguridad ciudadana y la mejora de la limpieza urbana. Unas líneas de trabajo que recogen el sentir de la ciudadanía expresado en el proceso de participación llevado a cabo entre finales de noviembre y principios de diciembre. El resto de departamentos, por el contrario, verán reducido su presupuesto para ajustarse a la nueva realidad económica del Ayuntamiento.

26% más de dinero para programas de empleo y formación

Así, los programas de promoción económica y apoyo al comercio recibirán 1,3 millones de euros, lo que significa un incremento de la partida del 26,3% respecto al año pasado. Con esta cantidad se va a sufragar la actividad del Behargintza, el servicio de centro de empleo, el servicio de orientación al empleo y el plan de empleo que se encuentra actualmente operativo. Como novedad, se implantará, en colaboración con la Diputación Foral de Bizkaia, un programa nuevo denominado Lanberri, que busca mejorar la formación de las personas desempleadas. Asimismo, el Ayuntamiento promoverá otro proyecto nuevo, llamado Gaztelan, cuyo objetivo es la inserción laboral de las personas jóvenes, y que está cofinanciado por la Unión Europea.

Los departamentos de Acción Social, Personas Mayores e Igualdad gestionarán 5,8 millones de euros, lo que supone un 2% más de dinero que en 2016. Esto permitirá inyectar más de dinero a los programas del servicio de ayuda a domicilio, ayudas de emergencia social, observatorio de la tercera edad y la residencia de personas mayores Juan Ellacuría. Además, se respetarán los convenios que el Ayuntamiento ha firmado este año con las asociaciones Aunar, Afises y Neba-Neba para atender las necesidades de distintos colectivos del municipio.

El área de Seguridad Ciudadana y Civismo dispondrá de un presupuesto de 4.370.355 euros, es decir un 6,7% más que en 2016. Esta subida tiene su explicación, fundamentalmente, en la reestructuración de la Policía que se ha llevado a cabo en el último año. No obstante, también se llevarán a cabo proyectos como la renovación de la flota de vehículos policiales, que sumará un coche patrulla más que en la actualidad, y se apostará por una tecnología híbrida.

Mejora de la limpieza

El servicio municipal de limpieza viaria y recogida y tratamiento de residuos sólidos urbanos será otro de los programas que también subirá. Concretamente contará con un 9,3% más de recursos, hasta alcanzar los 4.530.180 euros, para hacer frente al nuevo contrato de limpieza que actualmente se encuentra en fase de licitación, y que se espera adjudicar en próximas fechas. Un contrato que traerá aparejadas importantes novedades como la renovación de todos los contenedores y papeleras del municipio, la entrada en circulación de nuevos vehículos y la implantación de nuevos servicios que ayuden a ofrecer una imagen más limpia de Sestao.

El resto de áreas municipales verán reducido su presupuesto de diferente forma en función de las prioridades que marcó la ciudadanía en el proceso de participación. Educación, por ejemplo, solamente verá recortado su dinero un 3,12% por su importancia. Deportes tendrá un 5,5% menos de recursos y Cultura un 8% menos. Los departamentos de Urbanismo, Vivienda y Obras serán los que asuman el mayor impacto por la caída del presupuesto.

750.000 euros para cubrir la Plaza San Pedro

El dinero previsto para acometer inversiones se quedará en la mitad al hacer una apuesta más decidida por las personas. Aun así, aparece recogida en el presupuesto una partida de 900.000 euros, procedente del convenio de colaboración con el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, que se debe destinar a sufragar la ejecución de proyectos de mejora de la vía pública.

Una de las actuaciones que se recoge en el presupuesto es el cubrimiento de la Plaza San Pedro, como había demandado la ciudadanía en el proceso de participación ciudadana, para cuya ejecución se han reservado 750.000 euros. Asimismo, se ha puesto una partida inicial de 150.000 euros para afrontar la reurbanización de la calle Alameda de Las Llanas, cantidad que se completará con el remanente de tesorería y con el presupuesto de 2018.

Se reduce la deuda

La deuda que tiene contraída el Consistorio con el Ministerio de Industria y con la BBK por los créditos que concedieron para la construcción del Vial de La Benedicta y la compra de las parcelas de garaje de Portopín se amortizará en otros 447.000 euros.

Por lo que respecta a los ingresos, la mayor bolsa procederá del Fondo Udalkutxa de la Diputación Foral de Bizkaia con 16.461.043 euros, seguido del cobro del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que dejará 4.695.000 euros. A continuación se encuentra el Impuesto sobre Actividades Económicas, que pagan las empresas cuya facturación anual supera los dos millones de euros, y que generará una entrada de dinero para las arcas municipales de 1.297.000 euros. Seguido se sitúan los ingresos procedentes del cobro del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica que ascienden a 1.150.000 euros.